1. @campillana
    Tanto batimos alas sin mirar atrás que no supimos si realmente habíamos escapado o íbamos de nuevo, de boca, hasta el infierno.

  2. @raul
    La resubo. No me resisto :) @luzzer!

  3. @raul
    En aquel momento miraste atrás y decidiste volar contracorriente.
    Pero el influjo del sol era demasiado poderoso.
    ¡Quizás esperar el nuevo alba!